NIÑOS NACIDOS EN LA CARCEL O NIÑOS INVISIBLES

Los niños son parte fundamental de la sociedad, quienes merecen todo el cuidado y la atención posible, necesitan medidas de protección y garantías para desarrollarse dentro de un ambiente que les permita explorar todo su potencial y formarse como personas de bien y útiles para la sociedad.
La infancia es una de las etapas más importantes del ser humano, la forma en que se presente esa infancia es fundamental para la persona precisamente porque determina muchas actitudes, experiencias, carácter y parte de la personalidad de cada uno.
Sin embargo, no todos tienen la fortuna de nacer en familias "normales" o en situaciones "normales", algunos niños nacen en situaciones extremas y poco conveniente, un ejemplo los que nacen dentro de penales y cárceles o los niños invisibles.
Resultado de imagen para niños invisibles
Se han realizado diversas investigaciones y entrevistas a diferentes reclusas en diferentes países, y dependiendo de las condiciones, leyes y protección a las mujeres embarazadas y niños en la cárcel, se presentan dichos embarazos, algunas indican que embarazarse durante el encarcelamiento es una práctica bastante común, comentan que estos embarazos son intencionales, debido a los beneficios que se obtienen al estarlo, pueden evitar ir a ciertas cárceles o penales, o recibir aislamiento como castigo. Aun así los niños no llevan una vida adecuada, tanto las madres como los niños, serán víctimas de una serie de violaciones a derechos humanos, empezando por la falta de atención médica, alimentación apropiada, cuidados en el embarazo y desarrollo del bebé, educación básica, actos de corrupción y de criminalidad.
Se han detectado una mayor probabilidad de nacimientos muertos o con enfermedades congénitas, además de observar la condiciones de hacinamiento, estrés y ansiedad.
En México, se realizó una iniciativa con proyecto de decreto para reformar diversas disposiciones de la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, de la Ley de Asistencia Social y de la Ley General de Víctimas, que permitan garantizar los derechos de los menores que nacieron y viven con sus madres en las cárceles, esta iniciativa fue aprobada en un dictamen para atender los derechos de los niños invisibles, lo cual reconoce la maternidad en prisión, esta normativa entro en vigor en noviembre del 2017
En este proyecto se presentaron cifras por parte del Inegi del 2014, donde se reportaron 549 menores viviendo con sus madres, sin embargo, la asociación Reinserta a un Mexicano junto a la CNDH, ha calculado que ese año fueron 678 niños.
Resultado de imagen para niños invisibles
La CNDH a informado que los niños en estas condiciones no tienen acceso a una educación básica, ni a la alimentación adecuada para su edad, esto podría comprometer su vida o provocar daños irreversibles en su salud y en su condición física y mental.
En México, la mayoría de los centros son mixtos, lo cual indica que no existen espacios destinados a madres e hijos, tampoco existen celdas especiales en las que no impere el hacinamiento propios de los penales y casi ninguno de ellos tiene cama propia. En ninguna de las penitenciarias se cuenta con acceso a servicios de guardería y educación básica, los niños permanecen en esos sitios hasta los 3 años de edad
Son pequeños privados de su libertad, compartiendo celdas con otras reclusas, estás condiciones propician ser testigos de peleas, conversaciones y situaciones no aptos para menores de edad. También, se ha dicho que estás condiciones permiten un estado de violencia, inseguridad, insalubridad, etc., esto a su vez los convierte en seres propensos a vivir en situaciones de calle, adicciones, delincuencia, migración y orfandad.
El desarrollo de los niños en encierro, es más lento y su proceso de aprendizaje más tardío, el habla es más tarde porque en la cárcel los estímulos son bajos, vocabulario reducido y sometimiento.
Su capacidad visual es menor, porque su perspectiva se reduce a cuatro paredes, son niños que no pueden interactuar con muchas cosas, actividades y personas, siempre escuchan lo mismo y ven lo mismo, se ha notado que estos pequeños cuando logran salir de las cárceles, se obsesionan con abrir y cerrar las puertas.
Son niños solitarios, independientes, que no intentan llamar la atención, muy por el contrario.
Se ha reportado niños que cuando salen de estás prisiones, suelen no hablar, no interactúan con otros niños, el juego es limitado y si algún adulto le dice que debe parar, lo hace sin preguntar el por qué, es indiferente y para estos niños es lo mismo estar que no estar.
A continuación les presentamos algunos vídeos de entrevistas sobre este tema.



Fuentes de referencia:
  • http://www.elmundo.es/elmundo/2006/11/14/solidaridad/1163505079.html
  • http://www.milenio.com/politica/defensa-de-los-derechos-de-los-nacidos-en-prision
  • http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/iniclave/CD-LXIII-II-1P-098/02_dictamen_03nov16.pdf
  • https://www.animalpolitico.com/blogueros-tanque-pensante/2017/02/16/cuando-unico-delito-nacer/
  • https://www.playgroundmag.net/now/Ninos-invisibles_22626425.html
  • http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/bitstream/handle/123456789/3665/Cuaderno%20de%20investigaci%C3%B3n%2034.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Entradas populares de este blog

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

LOS PACKS, LA NUEVA MODA SEXUAL ADOLESCENTE

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.