Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

¿CÓMO VIVE EL DIVORCIO UN HIJO?

Imagen
Los niños de padres separados o divorciados, suelen presentar diversos problemas de conductas y personales. Son pequeños que viven problemas de adaptación ante su nueva situación. Durante el año que sigue a la separación, los hijos presentan problemas de agresión,  desobedicencia, disminución del trato social, problemas en la relación con gente de su misma edad y en las relaciones heterosexuales, delincuencia, consumo de drogas, resentimiento, ansiedad, depresión y culpabilidad son las más comunes, junto con la confusión y aprensión por el cambio de relaciones con los padres, en mayor escala que los hijos de hogares intacto. Los niños presentan crisis del divorcio, donde figuran sentimientos de pérdida, cambio, incertidumbre y estrés asociados al conflicto. Sin embargo, la respuesta de los niños al divorcio es amplia y variada y depende de factores como la edad y el desarrollo evolutivo del niño, temperamento y personalidad, diferencias sexuales, acumulación del estrés, cambios vital…

FOBIA SOCIAL

Imagen
La fobia social o trastorno de ansiedad social, se caracteriza por un miedo intenso, persistente y excesivo en respuesta a una o más situaciones sociales o actuaciones delante de otros en las cuales la persona se ve expuesta a gente desconocida o al posible escrutinio por parte de los demás. La persona teme ser observada, actuar de un modo que sea humillante o embarazoso o mostrar síntomas de ansiedad con resultados similares de humillación. Las situaciones sociales o actuaciones en público temidas se evitan o se soportan con una ansiedad o malestar intensos. La fobia interfiere marcadamente en la vida de la persona o produce un malestar clínicamente significativo. Si no fuera así, sólo se hablaría de ansiedad social o timidez (malestar e inhibición más o menos generalizada en presencia de otras personas, pero con un grato mucho menor de evitación e interferencia que en la fobia social y con un curso menos crónico). La exposición a las situaciones temidas provoca ansiedad o ataques d…

ADICCIÓN INFANTIL

Imagen
Las adicciones en los niños se han convertido en un problema mayor, cuando se habla de adicciones  tenemos a las adicciones a la tecnología, tabaquismo, alcohol y drogas, aunque la definición de adicción se ha vinculado con la ingesta de sustancias tóxicas, se ha demostrado que se puede adquirir adicciones a otros componentes que las desatan, como por ejemplo en los trastornos adictivos se muestra la pérdida de control, dependencia y afectación negativa de la voluntad de las personas que se dejan dominar por impulsos y se enganchan de forma peligrosa a dichas actividades donde las personas abusan de ellas.
ADICCIONES A LA TECNOLOGÍA La adicción que es la más común en nuestra época es a la tecnología, empecemos con el uso de la televisión, la mayoría de las personas contamos en casa con uno, nos acompaña en momentos de ocio e informa, sin embargo, hablando en el caso específico de los niños, muchos dejan de realizar actividades por ver programas de su interés que les hace perder tiempo…

ENURESIS Y ENCOPRESIS

Imagen
ENURESIS La enuresis es la emisión involuntaria de orina. La enuresis nocturna es la micción involuntaria durante el sueño, después de la edad en que se considera normal para el control de esfínteres. La enuresis diurna hace referencia a la pérdida involuntaria de orina mientras se está despierto, y es más probable que se encuentre un problema anatómico o biológico de fondo. La enuresis primaria es cuando no se ha alcanzado la continencia por periodos prolongados, y la enuresis secundaria cuando los episodios de enuresis se producen después de un periodo de por lo menos seis meses de un control completo. Actualmente la enuresis que aparece durante el sueño, suele ser primaria, y se denomina como enuresis nocturna monosintomática (ENM). Entre el año y dos años de edad, los niños adquieren la sensación consciente de la plenitud vesical, y durante el segundo o tercer año logran la habilidad para orinar o inhibir la micción. Hacia los cuatro años, los niños ya tiene el patrón miccional…