ESTRÉS EN EL TRANSPORTE PÚBLICO

"El mejor automovilista es aquel que conduce con imaginación.
Imagina que su familia va con él en el auto."
Henry Ford
La definición de estrés hace referencia a un proceso complejo, multivariado y representativo de un sistema de retroalimentación, el estrés es entonces el resultado de una relación entre el individuo y el entorno que es evaluado como amenazante o desbordante de los recursos que se posee y que pone en peligro su bienestar, de la misma forma se sobrentenderá que el termino estrés empleado en adelante hace referencia al estrés disfuncional o distrés que es aquel estrés que produce una sobre carga de trabajo no asimilable que desencadena un desequilibrio fisiológico y psicológico ocasionando reducción en la productividad del individuo, aparición de enfermedades psicosomáticas y envejecimiento acelerado.
Es difícil considerar alguna ocupación, profesión y oficio que no implique estrés, dada la rapidez y las exigencias en las cuales están inmersas las persona.
La ansiedad y el estrés generados por situaciones de tráfico, son fenómenos que se presentan en todos los que nos transportamos en vehículos particulares y públicos.
Resultado de imagen para transporte publico
El papel del transporte público es permitir a la población desplazarse a sitios tanto cercanos como lejanos, esta movilidad supone la realización de actividades diversas y el disfrute de la ciudad a través de desplazamientos más seguros, menos prolongados y desgastante, sin embargo, esto no es posible por la situaciones sociales, económicas, psicológicas, familiares, laborales, etc., que afecta el bienestar de los habitantes que destinan mayor tiempo de traslado, esfuerzo físico y mental para afrontar la deficiente movilidad así como la calidad de los entornos donde se desplace.
Las personas invierten mucho tiempo en trasladarse de sus hogares al lugar de trabajo o escuela y viceversa, lo cual ya representa en sí un desgaste para todo individuo; sin embargo se pierde de vista que el tiempo de desplazamiento es tan problemático como la experiencia del viaje en sí misma y esta a su vez, pone en manifiesto que las dificultades que puedan suscitarse en los trayectos de los individuos dependerá en gran medida del desempeño que estos tengan en cualquier lugar sin importar las condiciones espaciales y ambientales bajo las cuales se desplace; así también, las experiencias de los recorridos dependerá de la interpretación que el individuo haga del mismo y de sus habilidades de afrontamiento.
Resultado de imagen para transporte publico
Por otro lado encontrar transporte y servicio deficiente afecta de igual forma a la población por ser un generador de estrés continúo, además de contar con unidades en mal estado, no contar con calefacción o aire acondicionado permite al usuario sentir malestar constante en épocas de frío o de calor intenso.
Cuando nos subimos al transporte público podemos enfrentar diferentes situaciones de conflicto, entre los desencadenantes del estrés se pueden citar: las presiones de tiempo, frustración por la incapacidad para atender plenamente a los pasajeros, horarios de trabajo, problemas familiares y otras actividades sociales, ruidos, polución, congestiones de tráfico, empujones, peleas, malos olores, que el conductor maneje de manera inapropiada, accidentes, hostilidad tanto del conductor como de los pasajeros; la seguridad es otro factor de estrés cuando no se cuenta con esta y constantemente se vive con miedo de ser asaltado, asesinado o secuestrado.
Resultado de imagen para inseguridad en el transporte publico
Se ha encontrado que el estrés diario al que se está expuesto produce problemas físicos, psicológicos, conductuales y laborales.
Las afecciones más importantes son:
- Gastrointestinales, hipertensión arterial y migraña, en cuestión física
- Ansiedad y depresión, migraña, problemas psicosomáticos, etc, en cuestión psicológica.
- Enojo, agresividad, accidentes, peleas, mal humor, en cuestión conductual.
- Ausentismo laboral, perdida de empleo y retardos, en cuestión laboral.
Imagen relacionada
Así como existen entornos urbanos caóticos con excesivos estímulos estresantes, también hay espacios que pueden brindar beneficios en diversos aspectos a la salud mental principalmente aumentando las posibilidades de realizar alguna actividad física, reduciendo el estrés y proveyendo de relajación.
Por ejemplo, si es posible darnos un poco de tiempo para caminar por un área verde y realizar respiraciones profundas.

Fuentes de referencia
  • http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0719-448X2013000100008
  • http://factorespsicosociales.com/segundoforo/trabajos_libres/ARANZAES-JUAREZ.pdf
  • http://www.redalyc.org/html/729/72927462008/
  • https://upcommons.upc.edu/bitstream/handle/2117/108410/60BGT_EchavarriaJuan.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Entradas populares de este blog

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

LOS PACKS, LA NUEVA MODA SEXUAL ADOLESCENTE

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.