BONDAD Y LA SOLIDARIDAD


"Aunque haya religiones diferentes,
debido a distintas culturas,
lo importante es que todas coincidan
en su objetivo principal:
ser buena persona y ayudar a los demás"
Dalai Lama
Hablar sobre la bondad y la solidaridad en estos tiempos de violencia es importante, debemos reflexionar que estas conductas nos benefician a todos de manera positiva además de hacernos sentir bien. Pero estas conductas debemos reforzarlas desde casa ante nuestros hijos, primero que nada mostrando en nosotros mismos que lo realizamos, en pocas palabras dando el ejemplo a los chicos.
Si notamos, la conducta violenta se aprende al observar el entorno y esto agudiza las conductas de los más influenciables de forma negativa y peligrosa, pero también si vamos enseñando buenas conductas como la bondad y la solidaridad permitirá generar un ambiente óptimo y pacífico.
Resultado de imagen para bondad y solidaridad
Hemos hablado en otros artículos sobre como moldear la conducta de los seres humanos y que cada acción tienen consecuencias buenas y malas, además de manejar en otras ocasiones temas sobre conductas violentas.
Sin embargo, las conductas positivas también pueden ser enseñadas y aprendidas, de ellas nacen el bienestar y la felicidad, aunada a factores como las fortalezas, el carácter y virtudes que cada uno de nosotros tenemos, y solo requiere que se encamine con una buena guía de vida.
La solidaridad significa que dos o más personas se unen y colaboran entre sí para lograr conseguir un fin común, esta conducta o acción ha permitido que la misma humanidad se desarrollara y sobresaliera a situaciones de riesgo.
Practicar la solidaridad hace que se asuman desafíos con mayor valor y firmeza ante la adversidad, porque generalmente se persigue una causa noble y justa que logre cambiar una situación o hasta el mismo mundo.
Imagen relacionada
La bondad es la disposición permanente a hacer el bien, de manera amable, generosa, firme y sin esperar nada a cambio. Las personas bondadosas sienten un gran respeto por los demás y se preocupan por el bienestar de la comunidad. En el caso de que alguien no esté pasando una situación buena y requiera ayuda, el bondadoso no dudará en presentarse, de forma amable, amorosa y con interés.
Desafortunadamente, en ocasiones se cree que la persona buena puede ser sumisa, tonta, ingenua, sin carácter, y no se le da su lugar como merece, es más algunos pudieran abusar de ellos. Pero al hablar de gente buena y bondadosa se establece que son personas fuertes, con inagotable energía y optimismo, siempre sonrientes, con sentimientos nobles llenos de confianza, cariño, respeto y tolerancia a su entorno.
Imagen relacionada
Un ejemplo de solidaridad y bondad que me gustaría añadir en mi artículo son los sucesos del pasado mes de septiembre del 2017, donde México fue sacudido por dos terremotos que conmocionaron no solo al país sino al mundo, pero esta conmoción no tuvo que ver en sí sobre el movimiento telúrico, sino del movimiento de las personas al ver que sus semejantes sufrían y que necesitaban ayuda pronta, esto nos permitió presentar a la naturaleza humana en otro enfoque, uno más amable, más justo, más solidario, más bondadoso, más tolerante y más empático, algo que debemos enfatizar constantemente en nuestro ambiente.




FUENTES DE REFERENCIA
  • http://www.mercaba.org/SANLUIS/amor/La%20bondad%20del%20placer.doc
  • https://revistas.ucc.edu.co/index.php/pe/article/view/1225/1547
  • http://magix.ucu.edu.uy:8086/opac9/doctesis/psicologia/86367.pdf
  • http://www.educacioninfantil.eu/valores-socales-basicos-solidaridad-bondad/

Entradas populares de este blog

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

LOS PACKS, LA NUEVA MODA SEXUAL ADOLESCENTE

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.