LAS NUEVAS ADICCIONES A LAS QUE NOS AFRONTAMOS.

En esta ocasión platicáremos sobre las nuevas adicciones que se están presentando en nuestro tiempo, y debemos decirles que siguen existiendo las conocidas como son las adicciones al alcohol, a las drogas, al juego, al sexo; pero con las nuevas tecnologías encontramos que estas adicciones ya conocidas se han diversificado, además de agregar otras más.
Definamos que es adicción, "Es una enfermedad primaria (se refiere a que la adicción no es un síntoma de otro proceso patológico subyacente), crónica con factores genéticos, psicosociales y ambientales que influencian su desarrollo y manifestaciones. La enfermedad es frecuentemente progresiva y fatal. Es caracterizada por episodios continuos o periódicos de: descontrol sobre el uso, uso a pesar de consecuencias adversas, y distorsiones del pensamiento, mas notablemente negación."
Resultado de imagen para las nuevas adicciones
Ahora bien, encontramos las adicciones químicas como son alcohol, tabaco, cocaína, heroína, marihuana y nuevas sustancias químicas que se han elaborado de forma sintética que son cada vez más peligrosas y adictivas.
El otro grupo de adicciones son los comportamentales, entre las que encontramos a la adicción al sexo, juego, comida, televisión, internet, celular, al trabajo, compras compulsivas, religiosas, al aspecto físico, limpieza, etc.
Algunas de estas adicciones son más frecuentes y comunes que otras, pero eso no quita la importancia y la gravedad que se ha formado por cada una de ellas.
En esta ocasión nos interesa más abordar el segundo grupo y destacar las adicciones que se han popularizado en estos tiempos, el internet y el uso de los celulares y computadoras han aumentado la incidencia de otras adicciones como por ejemplo como el sexo, las compras compulsivas y juegos. En el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM) en su nueva versión se ha incorporado una lista más amplia y detallada de las adicciones tanto químicas como comportamentales, esto ha permitido establecer categorías más especificas sobre las adicciones y sus rasgos. 
Resultado de imagen para las nuevas adicciones
Los factores que aumentan el riesgo de estas adicciones son: la dificultad en el afrontamiento de los problemas, una baja autoestima, la impulsividad, la no tolerancia a estímulos físico o psicológicos desagradables como el dolor o la tristeza, el estado de ánimo depresivo o disforia, la búsqueda de sensaciones fuertes aumentan la predisposición y la vulnerabilidad para que un sujeto desarrolle una adicción.
Las personas tendemos a repetir conductas que generen consecuencias satisfactorias, por lo cual muchos de los comportamientos se convierten adictivos. Una conducta se transforma en adictiva, cuando la persona pierde el control ante el inicio o cese de la conducta, desarrolla una dependencia, desaparece el interés por otras actividades que previamente le resultaban placenteras, mantiene la conducta a pesar de ser consciente de sus consecuencias negativas y experimenta una sensación de malestar cuando no puede llevar a cabo dicha conducta (síndrome de abstinencia).
Imagen relacionada
Por último definiremos algunos de los tipos de adicciones conductuales.
  1. Adicción al internet: ocupar el internet es muy importante en nuestra sociedad, debido a que es una herramienta fundamental para muchas profesiones, cuestiones escolares, acercamiento a familiares y amigos que se encuentran en otras partes del mundo, etc., pero desafortunadamente su uso puede generar adicción, el individuo que la padece se caracteriza por dedicarle demasiado tiempo de su día y de su noche a estar conectado a éste, ya sea desde su computadora, tablet o smartphone, lo lleva a descuidar ciertas áreas de su vida como el trabajo, las relaciones sociales, alimentación, descanso, cuidado e higiene personal. Las personas presentan introversión, timidez, depresión, baja autoestima, fobia social y búsqueda de sensaciones. Además experimentan síntomas ansiosos, irritabilidad, desajuste emocional y problemas con relacionarse socialmente.
  2. Adicción al juego: el acceder a los juegos es fácil, la recompensa en la mayoría es inmediata, falsa sensación de control en el sujeto que el juego suponga una conducta con alto riesgo de transformarse en adictiva. El juego se convierte en patológico cuando la persona no posee control para iniciar o terminar la conducta y la mantiene aún cuando signifique pérdidas tanto económicas como personales. La persona continua con este comportamiento por la recompensa que le ofrece, donde olvida sus problemas, puede tener alguna ganancia económica, compensa la ausencia de relaciones sociales, la ilusión de control, etc. Cuando pierde el control le genera sensación de ansiedad, depresión y llega a poner en riesgo su vida.
  3. Adicción al sexo: esta adicción tiene mucho tiempo, se ha estudiado en diversas ocasiones ya sea como un comportamiento compulsivo, un desorden en el control de los impulsos o como parafilia. La persona adicta al sexo suele tener frecuentes relaciones sexuales con personas desconocidas, relaciones sexuales extramaritales, contratar prostitutas, usar material erótico abusando de esta, masturbación compulsiva, intentos fallidos para eliminar o reducir la conducta compulsiva y posibles problemas judiciales asociados con la conducta sexual. Los síntomas que se caracterizan es la falta de control generalizada en diferentes áreas de su vida, depresión y baja autoestima, evitación y no afrontamiento de las emociones desagradables, pensamientos obsesivos de temática sexual, soledad, rabia, aburrimiento, culpabilidad y vergüenza. Este tipo de adicción imposibilita a la persona a controlar su conducta, este tipo de comportamiento perjudica a la familia, trabajo, relaciones sociales, economía, problemas legales.
  4. Adicción a las compras: esta adicción también es conocida como Trastorno a Adquisición o consumo compulsivo, y consiste en adquirir impulsivamente y sin control objetos no necesarios. Esta acción produce placer, reside en la propia conducta de comprar y no en lo adquirido. La persona tiene un estado de ánimo bajo o disfórico la persona siente el deseo irrefrenable de realizar compras. Las diferentes etapas dentro de la realización de la compra (realizar el pago, ser atendido, tener contacto con las bolsas y productos) generan una sensación de placer en el individuo, sensación de placer que dará paso a un sentimiento de culpa y arrepentimiento posterior que favorecerá el reinicio del proceso. Detrás de una adicción a las compras, pueden existir una baja autoestima, insatisfacción personal y la necesidad de ser tenido en cuenta o ser el centro de atención.
FUENTES DE REFERENCIA:
  • http://humane.es/articulos/60-nuevas-adicciones
  • http://nuevas-adicciones.blogspot.mx/
  • http://www.fucsia.co/sicologia/articulo/las-nuevas-adicciones-del-humano/30603
  • http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0211-57352015000200006
  • http://www.psicologos-granvia.com/articulos/nuevas-adicciones-las-adicciones-conductuales-o-sin-sustancias
  • http://www.adicciones.org/enfermedad/definicion.html

Entradas populares de este blog

DISLEXIA DIFERENTE AL PROBLEMA DE LECTURA

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.