LA ESPERANZA Y LA ACTITUD DE SER MEJOR

Cuando hablamos de esperanza y actitud de ser mejor, nos referimos a la capacidad de cada uno para superar situaciones que nos afectan en la vida y como afrontamos esas dificultades.
La esperanza es un sentimiento que tenemos la mayoría de las personas, es algo positivo que nos permite ser más constructivos y decididos ante las adversidades, es sentirse confiados ante la vida y esta ligada a la actitud que tomamos ante circunstancias específicas.
Imagen relacionada
La esperanza aparece o desaparece dependiendo de cada situación que sucede, y podemos estar esperanzados a que ocurra algo que deseamos.
La esperanza es parte de nosotros como seres humanos, esta conformada de aspectos psicológicos, sociales y en muchas ocasiones religiosos, tiene una dimensión trascendental, porque nutre al ser humano sobre sus necesidades, deseos y sueños.
Cada individuo tiene su propio concepto de esperanza, y varía de sus propias interpretaciones de las situaciones que van surgiendo, si estamos en una situación que se torna pesimista, sentimos que se pierde la capacidad de sentirse confiados, pero en muchas ocasiones tomamos a la esperanza para que disipe esa sensación de pesimismo.
Imagen relacionada
La esperanza implica inconformidad, insatisfacción respecto de lo dado y alcanzado. Perder la esperanza es perder de vista el sentido dinámico del propio acto del ser personal, a la par de conformarse con el modo de ser de las cosas y hechos que están pasando.
El futuro es incierto y podría provocar miedos e inseguridades, pero al analizar todo el contexto, sabemos que podemos afrontar lo que venga adelante con un sentido positivo, encontrando las claves de superar cada desafío que se presente.
Es inevitable y fuera de nuestras manos muchas situaciones externas, pero la actitud que tomamos ante ellas permite que logremos estar fuertes y aceptar las circunstancias, en ocasiones está la resignación como parte de esta aceptación, algunos creen que es un lado derrotista y que significa renunciar a la esperanza, pero también encontramos que si tenemos el temple fortalecido es probable que recuperemos la razón para actuar ante los desastres, sin dejar de ser lógicos y razonables, si algo que no podemos controlar aparece, la actitud positiva y el pensamiento lógico permitirán que las reacciones de cada individuo sean coherentes y se busque superarlo de la mejor manera.
Además, debemos ser conscientes que cuando existe una crisis las personas exploran sus lados más creativos para sobrevivir, es saludable pasar momentos de crisis, porque desarrollan en la persona aprendizaje, crecimiento interno, confrontamiento personal y reconciliarse con uno mismo.
Y bien, para este fin de año debemos tener en cuenta todo lo positivo que hemos recibido, lo que esperamos para el siguiente año, ante ello debemos considerar las metas que nos hemos propuesto, con expectativas realistas de lo que se puede hacer en este momento y no a futuro, siendo conscientes de nuestras propias posibilidades y voluntad hacia ello.

FUENTES DE REFERENCIA
  • http://www.definicionabc.com/general/esperanza.php
  • www.uca.edu.ar/uca/common/grupo32/.../Consonancias_N-26_Diciembre_2008.doc
  • http://internacional.elpais.com/internacional/2010/07/21/actualidad/1279663205_850215.html
  • http://institucional.us.es/revistas/themata/39/art29.pdf

Entradas populares de este blog

DISLEXIA DIFERENTE AL PROBLEMA DE LECTURA

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

PROBLEMAS DE MATEMÁTICAS