TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE: NIÑOS CON COMPORTAMIENTOS MAS ALLÁ DE LA DESOBEDIENCIA

Todos los niños en ciertas ocasiones se pueden mostrar desafiantes o desobedientes con sus padres, sus profesores o con otros adultos, principalmente cuando se encuentran cansados, con hambre, estresados, preocupados o indispuestos. Esta conducta se observa de manera frecuente en los niños entre los dos y tres años de edad como parte normal de su desarrollo, ya que en esta etapa comienza a formar su propia identidad, establecer su autonomía y a imponerse normas y controles. Otro periodo en el cual podemos observar este comportamiento es la adolescencia, como expresión de la necesidad de independizarse de los padres y desarrollar su propia personalidad.
Pero en ciertos casos los comportamientos desafiantes son tan intensos y de largos periodos que debemos mantener en observación a los niños y adolescentes, es necesario identificar ciertas conductas y si dentro del historial del menor se encuentra patrones específicos debemos referirlo a un especialista para que lo evalúen y diagnostiquen.
En este artículo hablaremos sobre el Trastorno Negativista Desafiante (TDN), el cual está caracterizado por un patrón de conductas no cooperativas, desafiantes, negativas, irritables y hostiles hacia los padres, compañeros, profesores y otras figuras de autoridad.
Son niños y adolescentes discutidores, desafiantes y provocadores que se enojan y pierden el control con facilidad. A diferencia del Trastorno Disocial, no hay violaciones de las leyes ni de los derechos básicos de los demás.
Este comportamiento, se presenta por un periodo mayor a 6 meses y con más intensidad que en otros adolescentes de su misma edad. Este trastorno interfiere casi siempre en sus relaciones interpersonales, su vida familiar y su rendimiento escolar. Como consecuencias secundarias a estas dificultades, los niños suelen tener baja autoestima, escasa tolerancia a las frustraciones y depresión.
  1. Se encoleriza e incurre en pataletas
  2. Discute con adultos
  3. Desafía activamente a los adultos o se rehúsa a cumplir sus demandas
  4. Molesta deliberadamente a otras personas
  5. Acusa a otros de sus errores o mal comportamiento
  6. Es susceptible o fácilmente molestado por otros
  7. Es colérico y resentido
  8. Es rencoroso o vengativo
Este trastorno puede aparecer desde los 3 años de edad, aunque suele iniciarse a los 8 y normalmente no después de la adolescencia. Antes de la pubertad es más común en hombres que en mujeres, aunque la distribución por sexos se iguala en la adolescencia.
Los síntomas negativistas acostumbran a aflorar en el ambiente familiar, pero con el paso del tiempo pueden producirse en otros ambientes. Su inicio es típicamente gradual, y suelen mantenerse a lo largo de meses o años.
Su comportamiento provoca significativamente un deterioro en su actividad social, académica o laboral.
Este trastorno parece sere más frecuente en familias donde por lo menos uno de los padres cuenta con una historia de trastorno del estado de ánimo, trastorno negativista desafiante, trastorno disocial, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, trastorno antisocial de la personalidad o trastorno por consumo de sustancias.
En algunos niños y adolescentes, la sintomatología negativista puede aparecer como reacción a un accidente, enfermedad, después de un evento traumático, o puede ser una defensa contra sentimientos de incapacidad, incompetencia, ansiedad, pérdida de autoestima o tendencias de sumisión.
El trastorno parece molestar más a las personas que lo rodean que al propio niños o adolescente que lo presenta. Pueden tener problemas en la relación con los amigos y pueden percibir las relaciones humanas como insatisfactorias.

TIPOS DE TRATAMIENTOS:
  • PSICOTERAPIA INDIVIDUAL
  • PSICOTERAPIA FAMILIAR
  • PSICOTERAPIA GRUPAL
  • PSICOFÁRMACOS


FUENTE:
www.inprf.gob.mx/opencms/export/sites/INPRFM/psicosociales/archivos/guias/trastorno_negativista.pdf


Entradas populares de este blog

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.

PSICOTERAPIA DE JUEGO DESDE EL MARCO COGNITIVO-CONDUCTUAL