MOBBING Y LA INCAPACIDAD LABORAL.

En ocasiones anteriores platicamos sobre el mobbing y parte de sus consecuencias, hoy les platicaremos sobre el mobbing y la incapacidad laboral.
El mobbing a tomado una relevancia social a partir de sus sucesos y denuncias de personas que han sido maltratadas o que han recibido experiencias de acoso.
Hoy en día se considera un problema mayor en lo laboral, se utiliza para describir cuando el comportamiento de alguien se percibe dirigido sistemáticamente a frustrar,  atormentar, acosar, ofender o excluir a un empleado socialmente, además de afectar negativamente las tareas laborales de alguien. Esto debe realizarse de manera continua, repetida y regularmente durante un periodo de tiempo. La persona que hace frente ante esta situación acaba en una posición inferior. Un conflicto no puede ser llamado mobbing si el incidente es un suceso aislado o si las dos partes tiene aproximadamente la misma "fuerza".

CLASIFICACIÓN DE MOBBING Y CONSECUENCIAS EN LA PERSONA
Existen varios tipos de clasificación de Mobbing, una forma de clasificación sería según el estatus ocupado en la jerarquía laboral y otras tienen que ver con las conductas, comportamientos o actividades de mobbing.
Existen varias Fases:
Primera fase: inicio del acoso psicológico; donde la persona se siente desorientada, no se explica el porqué de la presión, pero no actúa en contra de ella, además confía en que tarde o temprano esto terminará. Pero al seguir el acoso la persona se pregunta como puede cesar el hostigamiento, aparecen los trastornos del sueño, ansiedad y alteraciones en los hábitos alimenticios. En esta fase se ha identificado al acosador y se intenta el cese de la presión por medio de una solución no demasiado llamativa, esperando que la otra persona lo entienda. Suele buscar ayuda en sus relaciones más cercanas encontrando incomprensión y falta de contribución. En este momento la persona se siente totalmente sola y aislada, se encuentra en un debate entre dos alternativas: la negación del problema por un lado y la necesidad de enfrentamiento abierto hacia el acosador.

Segunda fase: Se abre el conflicto; donde el acoso  psicológicamente se vuelve incisivo hacia la víctima, con el objetivo de intimidar a la misma y hacerle notar que cualquier acción para defenderse hará acrecentar el hostigamiento, las amenazas de carácter punitivo, están dirigidas hacia el estatus o la seguridad laboral del acosado.
Tercera fase: La intervención de los superiores; ante el incremento de la presión, la persona acosada recurre a algunas personas de la organización que pudiera ayudarle a afrontar el problema (generalmente a personas con cierto ascendiente o capacidad de influencia en la organización). La víctima intenta que no se haga pública las rencillas, por lo regular la respuesta de la organización tiende a ser positiva pero inoperante. Esto genera en la persona sentimientos de rechazo y de marginación, a sentirse más aislado y aparecen sentimientos de culpa y los primeros brotes depresivos. Cuando la persona aguanta esta situación entra en lo denominado "espiral del Mobbing", que esta caracterizada por un bucle de retroalimentación negativa en el que, la presión del acoso incidiendo en los síntomas patológicos, y éstos en la ineficiencia de la respuesta laboral, justifican y refuerzan el hostigamiento de manera progresiva, llegando a agravar el problema hasta hacerlo insostenible. La víctima comienza a perder interés por su tarea y aumenta la preocupación hacia su salud, además de ser carne de cañón para distintos problemas psicológicos como la depresión o ansiedad, lo cual afecta en su plano social y rendimiento laboral como una propensión a conductas de tipo adictivo como tabaco, alcohol, drogas, etc., por lo que se acaba recurriendo a una incapacidad laboral transitoria habitualmente.

Cuarta fase: La huida; como se hace insostenible la presencia en el ambiente laboral, la persona opta por buscar soluciones fuera del dominio de la organización laboral a la que todavía pertenece, bien soportando la presión yéndose en cuanto pueda, prejubilándose o renunciando sin búsqueda de empleo por la presión
Resultado de imagen para mobbing y la incapacidad laboral

Estas formas de acoso psicológico en el trabajo, si se mantienen de forma sostenida sobre una persona que no tiene los recursos suficientes como para enfrentar al problema, puede llegar a deteriorar su salud tanto física como psicológicamente.

De esta manera se encuentra los siguientes aspectos que afectan al entorno:
  • Pérdida potencial profesional para las organizaciones
  • Un daño difícil de reparar en el estado de salud de la víctima
  • Un probable deterioro de sus relaciones personales y familiares
  • Un inmenso costo de asistencia sanitaria y de pensiones asociadas

Fuente: Calatayud Torres Araceli "El acoso laboral (Mobbing) y Síndrome de quemarse en el trabajo (Burnout)" Centro de Terapia de Conducta. www.cetecova.com/index.php/revista-correo-conductual-coco/11-coco-11/51-el-acoso-laboral-mobbing-y-el-sindrome-de-quemarse-en-el-trabajo-burtnout-

Entradas populares de este blog

DISLEXIA DIFERENTE AL PROBLEMA DE LECTURA

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

PROBLEMAS DE MATEMÁTICAS