VÍCTIMAS DE TORTURA Y SU AUTOESTIMA

La tortura ha sido utilizada en sus múltiples formas con el fin de controlar, someter y quebrantar la resistencia del sujeto para obtener información que éste puede proporcionar, va más allá de  los interrogatorios y puede destruir la personalidad para poder manejarlo bajo el control de instituciones a través de los más sofisticados instrumentos llegando a los límites de la resistencia humana, donde generalmente esta acompañado de un proceso de encarcelamiento o cautiverio, que provoca serias alteraciones en la vida de la persona y de su familia desde los aspectos económicos, hasta el deterioro de las condiciones del desarrollo normal del crecimiento de los hijos.
La tortura provoca efectos traumáticos permanentes que en casos severos llegan a desintegrar la personalidad con complicaciones graves como son adicciones y el suicidio.
Médicamente el concepto del "ser humano" se entiende como una representación corpórea, como el espacio físico, mental, psicológico, social y espiritual que vive en interrelación con los demás.
El cuerpo se ha estudiado de manera externa y poco a poco se ha avanzado para desarrollar un enfoque integral donde tanto el cuerpo como las vivencias a través de las sensaciones y percepciones son parte del ser humano.
Cuando existe dolor corporal se producen estímulos que alcanzan una intensidad suficiente para el aparato protector genere reacciones adversas y pueda defenderse, así mediante estas reacciones si la persona esta presentando dolor y angustia biológica esta podrá defenderse.
Debemos entender que existen dos clases de angustia una es somática y la otra psíquica, al igual que existe el dolor corporal y el psíquico. El dolor corporal se origina como respuesta a una sensacion desagradable en regiones orgánicas (físicas) que están siendo sobreestimuladas.
La tortura es el extremo de la angustia, del dolor somático y psíquico, que es considerado como un desastre causado por el hombre, que es susceptible de prevención ya que produce gran sufrimiento y pérdidas individuales, familiares, sociales, culturales y de los valores humanos.
Existen diferentes tipos de tortura que van desde lo físico, psicológico y sexual; las cuales afectan y repercuten de una manera importante en la salud tanto física como mental de la persona que la sufre.
La tortura es considerada como el acto intencional que causa dolores, penas y sufrimientos físicos y mentales, que siempre es infligida a una persona que tiene como objetivo obtener información, confesión o bien castigar e intimidar. Se debe considerar el poder que puede ejercer una persona sobre otra con fines de maltrato de cualquier tipo, que va generando conductas de violencia que pueden devenir en situaciones delictivas como la tortura, estas actitudes y conductas las podemos encontrar dentro de la familia, el ámbito laboral e instituciones educativas entre otras.
Fuente: Museo de memoria y tolerancia Cd.de México
Resulta conflictiva la determinación de la gravedad o no de un acto de tortura en cuanto se trata de una vivencia subjetiva que depende de la sensibilidad individual, construcciones culturales, sociales e históricas. La tortura siembra el terror en la víctima y en este sentido cumple con la intención de intimidarla o amedrentarla.
La tortura entra al ámbito social en el momento en que la población teme ser una futura víctima de tortura. Por lo que puede constituirse en una estructura social basada en el miedo, al anular la personalidad de la víctima.
Una de las consecuencias que se ha ido trabajando en las víctimas de tortura, es el estado en que queda la persona que ha sufrido esta violencia, tanto física como psicológica.
Todo tipo de violencia tiene efectos psíquicos y de afectación emocional, el cuerpo representa todo el ser, y al ser agredido y humillado es afectado visiblemente por marcas y lesiones, pero los métodos de tortura que no presentan huellas físicas los hemos ubicado como métodos de tortura psicológica.

TIPOS DE TORTURA

La finalidad de la tortura es destruir al individuo al quebrantar su personalidad, porque los torturadores saben que pueden destruir la mente sin matar el cuerpo, así que los métodos de tortura se perfeccionan constantemente con el desarrollo de la ciencia y la tecnología para alcanzar este objetivo como:

  • La privación del sueño, alimento y la restricción de sus necesidades fisiológicas como formas de castigo y cargas psicológicas las cuales se han visto obligadas a enfrentar las víctimas como parte de su sometimiento.
  • Las humillaciones, los tratos crueles, inhumanos y degradantes son formas de violencia y tortura psicológica, utilizada en forma frecuente, como son insultos, burlas de tipo sexual, etc.
  • Los ataques a la autoestima y autorespeto de la víctima, se encuentran al confrontar a la víctima a decisiones imposibles. Ejemplo: decidir entre dos personas que la víctima quiere para mantenerlas con vida.
  • La privación o sobreestimulación sensorial, como son ruidos agudos o graves, encarcelamiento durante largos períodos en celdas apartadas y obscuras.
  • Tipos de técnicas de comunicación donde se presiona a través de palabras que afectan su identidad y efectos culpígenos.
  • Violencia farmacológica, donde expertos de la salud asesoran el tipo de técnica que podrían usar en contra de las víctimas.
Fuente:Museo de Memoria y Tolerancia. Cd. de México
EFECTOS PSICOLÓGICOS

Como hemos platicado anteriormente la tortura deja secuelas tanto físicas como psicológicas, en cada víctima hay diferentes parámetros de complejidad a los efectos sobre todo en los psicológicos, teniendo en cuenta su historial individual, su personalidad, sus áreas psicológicas y emocionales, al igual de los tipos de métodos de tortura que se emplearon en ellos. 
Dentro de la psiquiatría específicamente en el Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM, el trastorno por estrés postraumático agudo, crónico o retrasado que enuncia que el rasgo esencial es el desarrollo de síntomas característicos que siguen a un acontecimiento psicológicamente traumático, que por lo general se encuentra fuera del marco de la experiencia humana cotidiana y que la vivencia de la experiencia se repite tanto durante la vigilia, como el sueño.
Las víctimas de tortura suelen tener una gran variedad de crisis, alteraciones, síntomas, estados emocionales alterados que podemos englobar dentro de este síndrome.
El estrés postraumático crónico retrasado, se manifiesta de diversas maneras como estados emocionales perturbados y que se dividen en síntoma cognitivos, vegetativos y disfóricos de una manera general y que va a depender de cada persona la manifestación de los diferentes síntomas, como: 
  • Confusión
  • Angustia
  • Depresión profunda
  • Aislamiento
  • Agresividad
  • Autopunición
  • Desestructuración del individuo
  • Estados alterados de conciencia
  • Trastornos intelectuales
  • Trastornos de la interacción social
  • Trastornos del sentido del sí mismo
  • Palpitaciones 
  • Sudoración 
  • Cefaleas
  • Insomnio
  • Temor permanente al dolor, a la humillación y de las imágenes introyectadas en la tortura (sean reales o imaginarias)
Todas las vivencias que presentan las víctimas de tortura se manifiestan dentro de la autoestima de las mismas, se ven a si mismas como personas sin valía, que no pueden afrontar una situación de la misma magnitud, se ven inmersas en revivir día a día la tortura a la que fueron sometidas, el miedo a que vuelva a ocurrir esta latente, además del miedo a que sus seres queridos las vivan. 
Pierden el sentido de vida, no se sienten personas sino objetos, a los cuales cualquiera pueden utilizar y obtener de ellas lo que se les plazca, el terror esta a flor de piel y sus pensamientos se distorsionan al punto de creer que todo lo que les ocurre alrededor es parte de la misma tortura, como ya se dijo anteriormente cada individuo puede sobreponerse de diferente manera, algunos tienen una fortaleza interna que permite sobresalir de esa emoción negativa, pero existen otros que tardan mucho más en entender su situación y vivir con ello de manera más aceptable.
Es importante que todos los que han vivido este tipo de violencia tomen terapia psicológica y en ciertos casos psiquiátrica para rescatarse a si mismos, además de fortalecer los lazos familiares y sociales.

FUENTE: Tortura, dolor psíquico y salud mental Dr. Octavio Márquez Mendoza CODHEM http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/derhum/cont/37/pr/pr25.pdf

Entradas populares de este blog

DISLEXIA DIFERENTE AL PROBLEMA DE LECTURA

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.