LA MANERA DE EVALUARNOS A NOSOTROS MISMOS: AUTOEVALUACIÓN

Muchos de los problemas que tenemos es nuestras vidas son por no saber valorarnos o somos demasiado negativos con nuestras propias valoraciones.
El concepto de autoevaluación se deriva de la acción de evaluarse a sí mismo, que quiere decir esto, que el sujeto que se autoevalúa toma por si mismo el proceso de valorarse desde conductas, ideas, conocimiento y sentimientos. Este tipo de evaluación se realiza de forma permanente a lo largo de la vida, porque frecuentemente tomamos decisiones en función de la valoración positiva o negativa de un trabajo, por ejemplo.
La objetividad de este proceso pudiera estar en duda, pero el evaluador es quien se conoce mejor y debe juzgarse con equidad.
Ser realistas con nosotros mismos, es aprender a querernos, a darnos cuenta de las virtudes y puntos débiles, entonces la vida dará un giro enorme, la seguridad en nosotros mismos aumentará al igual que la felicidad.
Aprender a autoevaluarnos, es tratar de situarnos, de establecer que somos seres individuales y nadie será igual a nosotros, somos únicos. Pensemos en las personas que tenemos en nuestro entorno, que significamos para ellos, lo que hemos hecho por ellos y ellos por nosotros, recordar permite valorar.
Es necesario enumerar las virtudes y los defectos, ser conscientes de ellos, de lo bueno y de lo malo, no tomes en cuenta lo que otros te han dicho de ti, se consciente de ti mismo, tu opinión es la más importante y como te sientes al realizarlo. Ya sabes que no eres ni mejor ni peor que otros, sino que eres diferente.
 
Algo que fortalece y ayuda a no sufrir por los errores es reír de ellos, aprender de ellos y buscar siempre lo positivo de las cosas, te permite avanzar. Aprender a diferenciar tus capacidades de tu comportamiento, porque en ocasiones puedes comportarte de un modo no muy adecuado, pero eso no quiere decir que seas mala persona, sino que no fue el mejor día para ti, y no quiere decir que seas una persona no válida, existirán personas que tengan mejores capacidades que tu y otras que tengan menos capacidades que tu, pero nunca se desmeritarán a las personas, solo es cuestión de ir capacitándose si ese es el interés.
Ahora bien, en el ámbito personal tampoco puedes desvaloralizarte, supongamos que tienes una relación amistosa, un día quedan en hablarse pero por situaciones fuera de tu control no pudiste realizar esa llamada en todo el día, esto no significa que seas una mala persona o un mal amigo, sino que fue un día complicado para ti y no pudiste realizar esa llamada, es probable que te sientas muy mal y tengas pensamientos negativos, que eres de lo peor, solo date cuenta fue algo circunstancial y no tuyo.

Algo muy importante que se debe diferenciar entre las opiniones de los hechos, es que una opinión no es mejor ni peor que otra es simplemente un punto de vista de alguien, pero los hechos van más allá. Es más valioso alguien que te demuestra con hechos que te quiere, a alguien que te lo dice mucho pero ahí termina la cosa.

EJEMPLOS DE AUTOEVALUACIÓN:
En este punto les compartiremos algunos ejemplos de autoevaluación una es psicológica, otra médica y otra escolar.
  • La autoevaluación de conciencia: es un proceso introspectivo que permite visualizar y juzgar sus propias conductas y pensamientos, para castigarse, tener remordimientos o imponerse sanciones correctivas.
  • La autoevaluación diagnóstica: es de las más aconsejables por controles médicos, como son la detección de tumores en las mamas, lo que permite al paciente presentarse inmediatamente al especialista.
  • La autoevaluación escolar: particularmente pertinente en el ámbito estudiantil, esto permite que el alumno conozca sus debilidades y fortalezas, y ser protagonista de sus propios avances cognitivos. Es parte de su formación y autonomía, el docente le proporciona técnicas y herramientas para realizar esa autoevaluación, se presenta un cuestionario donde el alumno reflexione sobre si mismo y repensar, sin que otro lo critique, para hacer un balance tanto positivo como negativo de su proceso. También los docentes y autoridades deben realizar esta autoevaluación, para que ellos mismos determinen que deberán replantear en su enseñanza y directriz.


Si notan estos tres ejemplos nos permiten ser conscientes de nosotros mismos en diferentes ámbitos, que son necesarios en nuestras vidas, tomar consciencia no es fácil, pero cuando nos enfocamos y estamos determinados a encontrar los positivo y lo negativo de lo que nos conforma como seres humanos podremos aprender a valorarnos cada vez más y mejor.

Entradas populares de este blog

DISLEXIA DIFERENTE AL PROBLEMA DE LECTURA

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.