EL MALTRATO AL ADULTO MAYOR... VIOLENCIA SILENCIOSA

Hace unas semanas revisando algunos vídeos en redes sociales, encontré desafortunadamente una serie de imágenes de personas mayores siendo maltratadas por familiares, cuidadores, enfermeras, médicos, etc., además de personas que agreden en la calle a los adultos mayores.
El trato de personas mayores es un tema que poco a poco a tomado fuerza, porque es un sector que se encuentra vulnerable, al abuso y maltrato a personas de edad avanzada es un problema social y de salud pública. Algunas instituciones nacionales e internacionales, empiezan a tomar cartas en el asunto, sobretodo por la carencia de leyes a nivel internacional que protejan a los ancianos.


La OMS define el maltrato al adulto mayor como un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza. Puede adoptar diversas formas, como el maltrato físico, emocional o sexual, y el abuso de confianza en cuestiones económicas. 
Para la AMA (Asociación Médica Americana), el maltrato y la negligencia en personas mayores es todo "acto u omisión que provoca en el anciano daño o temor hacia su salud o bienestar".
Nuestra sociedad tiene muchos modelos familiares, a menudo con vínculos poco intensos entre sus miembros y con una movilidad o desarraigo que mantiene la relación a distancia. Los lazos emocionales han cambiado, el hijo o la hija no tiene que responder incondicionalmente a las necesidades de sus progenitores (algo que en México ha ido cambiando ante leyes que empiezan a proteger al adulto mayor). La respuesta a nivel familiar es más débil, y por lo tanto, la respuesta social debe cubrir las nuevas necesidades. La dependencia, que afecta especialmente a la persona mayor, es un rasgo distintivo, tanto en el sentido físico o mental como también en el sentido social; lo cual implica una mayor vulnerabilidad e indefensión que puede provocar que la persona sea víctima de malos tratos con más facilidad.
La violencia que esta recibiendo este sector de la sociedad va ido en aumento, y se realiza no solo en el seno familiar sino también en todas las esferas sociales además económicas, ya sea de manera activa o pasiva.
Se ha encontrado que las mujeres de la tercera edad son las más vulnerables, la razón es que las mujeres suelen ser más longevas y tienden a sufrir enfermedades degenerativas y otras enfermedades discapacitantes.

TIPOS DE MALTRATO

La vejez se ha visto desde dos perspectivas; una de ellas de manera positiva donde se ve al anciano como un ser sabio, con experiencia y donde su opinión es muy importante. La otra todo lo contrario, de forma negativa, donde se cree al anciano como un estorbo, alguien que depende de los otros, que no tiene cabida en el mundo actual y prácticamente como material de desecho.

En esto último al ver al anciano como un ser inservible, es candidato al maltrato constante; a continuación explicaremos los diferentes tipos de maltrato al que es sometido este sector de la sociedad.

  • MALTRATO FÍSICO: aplicación de sanciones físicas por parte de otras personas, las lesiones puede ser: golpes, cachetadas, patadas, jalones, quemaduras, encierro, uso inapropiado de medicamentos, etc. Los indicadores para sospechar que existe abuso físico son: moretones, quemaduras, huesos fracturados, lesiones en muñecas y tobillos por cuerdas, hipotermia, deshidratación, anemia, niveles anormales de fármacos, dolor y miedo al ser tocados, etc.
  • MALTRATO PSICOLÓGICO: es todo tipo de agresión verbal, amenazas, abuso emocional, malestar psicológico, intimidación, humillación, gritos, además de decidir sobre la persona sin tomar en cuenta su opinión. Los adultos mayores tienen sentimientos de impotencia, indefensión, miedos inexplicables, indecisión para hablar, comportamientos inusuales, disgusto, agitación, llanto, etc.
  • ABUSO SEXUAL: es cualquier contacto sexual donde el adulto mayor no ha dado su consentimiento, ha sido forzado, ya sea por que no es capaz de dar su consentimiento o porque ha sido producto de un engaño. La manera de detectar este abuso es por moretones alrededor de pechos o área genital, enfermedades venéreas o infecciones genitales sin explicación, hemorragias vaginales o anales, ropa interior rasgada, manchada o con sangre, etc.
  • NEGLIGENCIA: es el acto de omisión, falla intencional o no intencional en el cumplimiento de la atención a sus necesidades vitales que no puede realizar por si mismo (alimentación, higiene personal, etc.) por parte del cuidador. La negligencia va desde ser física, emocional y económica. Lo signos para sospechar que la persona mayor tiene negligencia va desde úlceras por no moverse continuamente de su sitio, suciedad, irritación de la piel, olor a orina y heces, vestimenta inadecuada, desnutrición, deshidratación, ignorar a la persona o aislarla del entorno.
  • ABUSO ECONÓMICO: este abuso conlleva del uso ilegal e inapropiado de los bienes, propiedades y recursos que pertenecen a la persona, pueden ser robadas sin que se den cuenta, son persuadidas o instigadas para realizar cambios de testamentos o de propiedad, gastos irregulares o retiros económicos, cambios de cuentas bancarias, firmas de cheques en blanco. 
  • VULNERACIÓN O VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS: esto se refiere a que la persona es confinada y privada de su libertad, así como la explotación de la persona mayor o vulneración de los otros derechos.
  • AUTONEGLIGENCIA/AUTOABANDONO: comportamiento no consciente de una persona mayor que amenaza su propia salud o seguridad. Negación o rechazo a alimento, agua, ropa abrigo, higiene o medicación adecuados.
  • MALTRATO SOCIAL: discriminación de un grupo de población que reúne características comunes en este caso, la edad; cuando se convierten en víctimas de delitos, trampas fraudulentas, acoso inmobiliario y otros.
  • MALTRATO INSTITUCIONAL: Cualquier legislación, programa, procedimiento, actuación y omisión procedente de los poderes públicos o privados, o derivados de la actuación individual del profesional de estos que conlleve abuso, negligencia o detrimento de salud, de la seguridad, del estado emocional o del estado de bienestar físico, o que los derechos de las personas mayores no sean respetados.
En los tipos de maltrato se pueden percibir las diferencias de género. En este sentido, mientras que entre los hombres se dan más casos de negligencia, entre las mujeres hay más situaciones de maltrato físico, psicológico, abuso material y abuso sexual. 

FACTORES DE RIESGO

Los factores de riesgo que afectan al adulto mayor son:
  • Deterioro funcional
  • Dependencia psíquica, reducción de la capacidad intelectual.
  • Alteraciones de la conducta
  • Aislamiento social
  • Historia previa de violencia familiar
  • Mujeres mayores de 75 años
Los factores de riesgo por parte del entorno son:
  • Pobreza o falta de recursos
  • Discriminación por la edad
  • Imágenes estereotipadas de la vejez como una carga
  • Deficientes relaciones intergeneracionales
Factores de riesgo asociados al cuidador son:
  • Múltiples responsabilidades, cansancio.
  • Aislamiento social o familiar del cuidador
  • Problemas económicos, dificultades laborales o dependencia económica del adulto mayor
  • Estrés o crisis vital
  • Abuso de drogas
  • Trastornos mentales y problemas de autoestima
  • Cuidador único, inmaduro o aislado
  • Experiencia familiar de malos tratos
  • Años cuidando al adulto mayor
  • Falta de preparación o habilidades para cuidar, dificultades de comprensión de la enfermedad
  • Relación afectiva previa
  •  Cuidar a otras personas
  • Situación personal de salud
Factores de riesgo por parte de las instituciones:
  • Personal poco preparado o formado
  • Salarios bajos
  • Sobrecarga de trabajo
  • Estructura física de la institución no adaptada a la gente mayor
  • Falta de recursos
  • Normas de funcionamiento inadecuadas
  • Falta de controles



Entradas populares de este blog

DISLEXIA DIFERENTE AL PROBLEMA DE LECTURA

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

PROBLEMAS DE MATEMÁTICAS