¿CÓMO INFLUYE EL ESTRÉS EN LA VIOLENCIA?

En algún momento de la vida la persona puede experimentar sentimientos de tristeza, ansiedad, mal humor, insomnio, dolor de cabeza, gastritis y palpitar acelerado, síntomas asociados a la enfermedad denominada como estrés, considerada como un trastorno mental cuando provoca comportamientos sociales desajustados y malestares persistentes en el tiempo.
Los factores estresores o también denominados factores psicosociales, son definidos como los elementos internos que afectan la relación de la persona con su grupo y cuya presencia o ausencia puede producir un daño en el equilibrio psicológico del individuo.
El estado físico y psicológico del individuo influye en el suceso perturbador, así como también una variedad de condiciones ambientales, tanto positivas como negativas. Cualquier cambio o circunstancia diferente que se presente ante la vida, que consista en acontecimientos con una connotación especial de amenaza o si el individuo no se está preparado física y psicológicamente para afrontarlos, podría dar lugar fácilmente a factores estresores.
En los niños que han pasado dos o más tipos de exposición de violencia (violencia domestica, acoso, maltrato físico) son más propensos a ser afectados por el estrés.
El estrés tiene un impacto en los adultos trabajadores los cuales presentan ausentismo laboral y además también ciertas profesiones provocan mas estrés que otras, algunas de estas profesiones son: maestros, enfermeros, policías y médicos que indican que las bajas laborales son por estrés y son causadas por situaciones inherentes al propio trabajo y no por incidentes estresantes ocasionales.
Dentro del núcleo familiar el estrés también afecta a todos los miembros, este estrés esta asociado por problemas económicos, con la falta de tolerancia entre los miembros, problemas de salud, de trabajo, social y escolar;  estas circunstancias trastocan hasta el punto violento.
Se ha analizado el peso de las estructuras sociales en el estrés y la calidad de vida, identificando la influencia de los cambios ocurridos en la sociedad en las ultimas décadas, que han incrementado los indices de estrés y de violencia.


Existen tres dimensiones de este síndrome:
  • Agotamiento emocional: que se refleja en cansancio físico y psicológico, que se manifiesta como la sensación de falta de recursos emocionales que embarga a la persona, de que nada puede ofrecer a otras personas a nivel afectivo.
  • La despersonalización: que se conoce como actitudes deshumanas, aisladas, negativas, frías, cínicas y duras.
  • Baja autoestima: como la falta de realización personal, en el trabajo, escolar, etc., abandona sus propios logros personales y laborales, con un rechazo de sí mismo.
La violencia se ha instaurado como un posible estado de disociación de la personalidad, las constantes crisis personales, familiares y mundiales han llevado a que los sujetos no tengan una adecuada capacidad de sublimar los instintos violentos que albergan en lo más recóndito de su mente, existen varias investigaciones que se dirigen a estudiar a la mente violenta de un sujeto.
Se ha detectado que las conductas agresivas se encuentran relacionadas con una alteración o inhibición de síntesis de la serotonina, también se argumenta que un numero de agentes sociales estresantes como el maltrato y el abuso sexual suelen disminuir los umbrales biológicos de la violencia, los cuales se encuentran relacionados con disfunciones del sistema de serotonina y dopamina.
Lo anterior lleva a inferir, sin necesidad de generalizar, que el ambiente en el que se desenvuelve el sujeto tiende a ser un factor predisponente o de influencia para adquirir ciertos comportamientos agresivos.
El desgaste constante que tiene la persona se ve reflejado tanto en la salud física como en la mental, la persona esta inmersa en diversas situaciones que van afectado a su estado de ánimo; y tanto la persona como su entorno se ven arrastrados a un punto de quiebre, donde sino se controla a tiempo estas conductas estará en peligro la integridad tanto de la persona como de los que están cercanos, al no poder entender ni controlar estos cambios.
Lo que se recomienda es presentarse lo antes posible algún especialista que pueda ayudar.

Entradas populares de este blog

DISLEXIA DIFERENTE AL PROBLEMA DE LECTURA

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.