Violencia obstétrica



La violencia obstétrica es una violación a los derechos de la mujer, en los últimos años ha ido en aumento las denuncias sobre esta violación. La violencia obstétrica es el maltrato que sufre una mujer embarazada dentro de las instalaciones de una institución de salud tanto pública como privada, pero también es considerada la violencia obstétrica en otras áreas sociales, donde es juzgada, atemorizada, vejada, lastimada física, emocional y psicológicamente, incluyendo el no respetar las decisiones de la mujer sobre su embarazo.


La violencia obstétrica no tiene edad, raza, condición social-económica y educativo, esto significa que cualquier mujer embarazada puede ser objeto de violencia. El estado esta obligado a proporcionar los servicios de salud materna sin importar su situación, siendo un derecho humano y se exige que adopten medidas para eliminar la discriminación, donde los servicios médicos estén garantizados durante el parto y posterior a el, respetando las necesidades específicas y sus decisiones, sobre todo en sus usos y costumbres. El personal medico no debe gritar, amenazar, ridiculizar o ignorar a las pacientes.


Algunas de las recomendaciones que se han dado por parte de la OMS son:
  • Evitar la maniobras Kristeller (empujar al bebé dentro del vientre de la madre)
  • Evitar la episiotomía (es el corte en el área perianal para agrandar la apertura de la vagina)
  • Obligar a mantener acostada a la paciente en forma horizontal o inmovilizarla
  • La maniobra Hamilton (donde el médico desprende del cuello del útero las membranas que rodean al bebé utilizando las manos u otros instrumentos con el fin de permitir el desprendimiento que lo mantiene unido al útero)
  • Evitar la alteración natural del parto utilizando técnicas que aceleren el nacimiento sin el consentimiento de la madre, esto incluye la cesárea porque muchos casos no son requeridos.
IMPLICACIONES PSICOLOGICAS POR VIOLENCIA OBSTÉTRICA

A nivel psicológico la mujer que ha sufrido violencia obstétrica presenta algunos de las  siguientes afectaciones:
  • Problemas de salud mental como: trastornos de ánimo, depresiones severas, trastornos obsesivos-compulsivos, trastornos de pánico, trastornos en la conducta alimenticia, trastornos de sueño, episodios psicóticos.
  • Síndrome de estrés post-traumático
  • Miedo y ansiedad
  • Conductas extremadamente dependientes
  • En algunos casos hasta el suicidio

En México, se han presentado denuncias a nivel penal, social y civil, en contra de la mala praxis y la violencia obstétrica, esto no solo ocurre con mujeres indígenas o de escasos recursos, también sucede con personas que tienen seguro social y personas con recursos económicos que pueden pagar un hospital privado.


Ha muchas mujeres se les obliga a realizarse la salpingoplastia al segundo hijo, otras son obligadas a utilizar anticonceptivos intrauterinos para poder egresar del hospital, muchos de los partos en México son por cesárea y la gran mayoría no eran candidatas a esta técnica solo por acelerar el nacimiento.

A esta violencia son expuestas alrededor de 6 mil 800 mexicanas al día, pero hay una luz en el camino, legisladores estatales han querido cambiar el panorama donde se ha resuelto encarcelar a médicos, enfermeras y personal de salud, que incurra en este delito. Pero falta aún más por un lado se requiere mejoras institucionales de la salud, donde se garantice el parto humanizado, se requiere dar atención médica adecuada y especializada, evitar el uso de operaciones como la cesárea sin justificación y respetar la decisión de la mujer así como sus necesidades y preferencias culturales.   

Entradas populares de este blog

DISLEXIA DIFERENTE AL PROBLEMA DE LECTURA

DISARTRIA Y DISORTOGRAFIA

PROBLEMAS DE MATEMÁTICAS