Terapia Cognitivo Conductual enfocada al tratamiento en la violencia.

¿QUÉ ES LA TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL Y POR QUÉ ES UNA HERRAMIENTA CRUCIAL PARA EL TRATAMIENTO DE LA VIOLENCIA?

La terapia cognitivo-conductual es una forma de estudiar el problema conductual o el comportamiento de una persona, en esta terapia se trata de describir, analizar, modificar y explicar el porqué de los trastornos de comportamiento, estos son resultados de trastornos psicológicos y psiquiátricos, hábitos incorrectos, entornos ambientales deficientes y problemáticos, los cuales pueden desarrollarse desde la infancia o bien por la exposición continua de una persona aún siendo adulta. 
Algo que se busca en esta terapia es encontrar una respuesta mas apta a las conductas que no son adaptativas, Las técnicas que se utilizan comúnmente son las técnicas aversivas, de sensibilización sistemática, terapia implosiva, terapia de aceptación y compromiso, entre otras.

En cada terapia se busca que la persona pueda encontrar una respuesta a la situación que esta pasando, en este caso el cambio de conducta.

La terapia cognitivo-conductual es una intervención crucial para el tratamiento de situaciones graves como es la violencia en todos los aspectos, la cuál permite tanto a las victimas como a los agresores que deseen realizar un cambio en su conducta violenta.

En los sobrevivientes influye en el mejoramiento de su funcionamiento físico, niveles más bajos de depresión, mayor autoestima y seguridad en si mismo, además de menor exposición a ambientes abusivos y violentos. 

La Terapia Cognitivo-Conductual es útil para reducir los problemas psicológicos asociados a la violencia en pareja, familiar y sexual.




¿QUIENES SON LOS ESPECIALISTAS?

Los especialista en la Terapia Cognitivo-Conductual son psicoterapeutas que se especializaron en esa rama.



Los especialistas en la Terapia Cognitivo-Conductual enfocada a victimas de violencia, se deben capacitar altamente en la salud mental para realizar la asistencia pertinente.
La experiencia y capacidad de tratar a victimas de violencia debe incluir:
  • Técnicas de intervención en crisis

  • Como manejar el trauma

  • Aplicación de bienestar social

  • Confidencialidad

  • Tener la habilidad de comunicar y en la intervención

  • Deben tener conocimientos generales sobre el sistema legal en justicia civil y penal

  • No discriminar, ni emitir juicios de valor. 



La Terapia Cognitivo-Conductual ha demostrado que modificar la conducta violenta es posible, significa un trabajo arduo y constante entre los pacientes, el psicoterapeuta y el entorno en general, esta breve explicación puede permitirles valorar esta técnica para utilizarla en caso de sufrir violencia.

Entradas populares de este blog

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

EL OCIO: BENEFICIOS, VENTAJAS Y DESVENTAJAS.

PSICOTERAPIA DE JUEGO DESDE EL MARCO COGNITIVO-CONDUCTUAL